¿Preparar una oposición y trabajar a la vez? Es posible siguiendo nuestros consejos…

Si te estás planteando preparar una oposición a la vez que trabajas, que sepas que es posible llevarlo a cabo si sabes cómo realizarlo. Toma nota.

Preparar una oposición mientras trabajas requiere dedicación y grandes dosis de perseverancia. Si no tienes tiempo suficiente para asistir a clases presenciales porque tienes un trabajo que te impide utilizar esta modalidad de estudio, existen fórmulas que te permiten estudiar a distancia. Precisamente, para ello, en Códice disponemos de 3 modalidades integradas. El hecho de poder asistir a clases en remoto o disponer de grabaciones para verlas en diferido el fin de semana o cuando quieras, significa que vas a tener la flexibilidad que necesitas para compaginar tu vida profesional y académica. Por tanto, si estás trabajando y no tienes disponibilidad horaria para venirte a clase, puedes optar por la opción semipresencial u online 100%.

Ahora bien, hay quienes creen que trabajando 8h al día es muy difícil tener tiempo para dedicar al estudio. En este caso siempre solemos intentaros recalcar la importancia de establecer un horario semanal. Es importante analizar las horas que le dedicas a ver la tv o estar en redes sociales y, en la medida de lo posible, emplear esas horas o parte de ellas en el estudio. Si sabemos que todos los días podemos sentarnos a estudiar de 21.00 a 22.00h, por muy poco que sea, ¡entonces ya tenemos un plan! Estamos completamente seguros de que todos tenemos media o una hora al día para estudiar, ¡utilízala!

La media de preparación de una oposición oscila entre los 9 meses y 1 año aproximadamente, aunque estos plazos dependen de diversos factores, entre ellos el tiempo que le dediquemos. Si trabajamos y no podemos dedicarle mucho tiempo al estudio, quizá debamos plantearnos nuestra preparación a más allá de un año, es decir, estudiar con tiempo para examinarnos a medio/largo plazo. Pero déjanos decirte que, ¡sí, se puede!

Ventajas de estudiar y trabajar al mismo tiempo

¡Sí, has leído bien! El hecho de combinar la preparación de una oposición con un trabajo también tiene aspectos positivos que van a repercutir directamente sobre ti. Éstos son algunos de ellos:

  • Mayor poder adquisitivo. El hecho de disponer de un trabajo implica tener un salario mensual, lo cual incide directamente sobre tu bolsillo. Este hecho te permitirá tener una cierta tranquilidad económica y menos presión para obtener tu tan ansiada plaza.
  • Mayor experiencia laboral. De cara a tu futuro como funcionario/a, tendrás habilidades adquiridas que difícilmente va a tener un/a compañero/a que nunca ha tenido experiencias laborales. Además, seguramente vas a valorar más tu nuevo puesto de trabajo.
  • Mayor responsabilidad. Hacer frente al estudio de una oposición mientras trabajas hace que desarrolles ampliamente el valor de la responsabilidad. Con este valor adquirido tu adaptación a tu nuevo trabajo será mucho más fácil.



Call Now Button